twitter


En cuanto a la flora, el árbol más extendido en Castilla y León es la encina. Más de un veinte por ciento de la superficie regional está cubierta por bosques. En ellos tiene una gran presencia el pino. El roble y el haya son dos especies características de las áreas de montaña, al igual que la sabina, mientras que los bosques de ribera, junto a los cauces de los ríos, están poblados fundamentalmente de chopos, sauces y fresnos.

Otras especies arbóreas que se pueden encontrar en Castilla y León, aunque de forma más limitada, son el alcornoque, el castaño, el olmo y el abedul.

U.D "La Geografía de Castilla y León". Fundación Villalar.