twitter


Los ríos de Castilla y León pertenecen su mayoría a la cuenca del Duero, gran cauce fluvial que atraviesa la Comunidad Autónoma de este a oeste a lo largo de más de 700 kms siguiendo la inclinación de la Meseta. También cruza la provincia de Burgos otro de los ríos más importantes de España, el Ebro. Finalmente, la región cuenta con afluentes del Miño, del Sella, del Cares, del Nervión y del Tajo, y algunos lagos importantes como la Laguna Negra, en Soria, y el Lago de Sanabria en Zamora.

El río Duero es la columna vertebral de Castilla y León. Atraviesa todo su territorio, desde su nacimiento en los Picos de Urbión, en Soria, hasta Salamanca y Zamora. También cruza las provincias de Burgos y Valladolid.

El Pisuerga, el Tormes, el Duratón, el Esla y el Adaja son algunos de los ríos que van vertiendo sus aguas en el gran Duero, cuyo caudal es aprovechado en la zona occidental de la región para producir energía eléctrica en sus embalses

También riega Castilla y León otro de los grandes ríos españoles, el Ebro. Nace en Fontibre (Cantabria), cruza el norte de la provincia de Burgos y extiende su cuenca por tierras de Soria gracias a sus afluentes.

U.D "La Geografía de Castilla y León". Fundación Villalar.