twitter


En Castilla y León existen numerosos lagos, la mayoría situados en la cuenca sedimentaria, en el Valle del Duero.

Muchos se han desecado durante el pasado siglo debido a la actividad agrícola de sus entorno, como las lagunas de Villafáfila, en Zamora y de la Nava, en Palencia. Otros, se sitúan en zonas montañosas: los más espectaculares son la Laguna Negra (Soria) y el Lago de Sanabria (Zamora). Otras lagunas de la Comunidad Autónoma son las de Gredos, el Trampal, el Barco y el Duque.