twitter


Castilla y León está ubicada en la mitad norte de la meseta, lo que significa que la mayor parte de su territorio se sitúa en una vasta plataforma más o menos llana y con una elevación de entre 700 y 1000 mts sobre el nivel del mar. Esa gran meseta está protegida en casi todo su perímetro por varias cadenas de montañas con alturas superiores a los 2000 mts, salvo en la zona fronteriza con Portugal, por la que el río Duero, que atraviesa de este a oeste el territorio de la Comunidad Autónoma, se abre camino hacia el Océano Atlántico.

Castilla y León está delimitada por la Coordillera Cantábrica, al norte; los Montes de León, al noroeste; la Coordillera central, al sur; y la Coordillera Ibérica al este. Por el oeste se encuentra con la frontera con Portugal, que se caracteriza por un relieve accidentado con enormes cortados fluviales.

Esas fronteras naturales de la Comunidad, que determinan las condiciones climáticas y ecológicas de su territorio, dan lugar a una gran variedad de paisajes, desde las cumbres nevadas de las coordilleras hasta las fértiles vegas de los ríos, pasando por sierras, páramos, llanuras esteparias y dehesas de alcornoques y toros bravos. Por todo ello, Castilla y león constituye una de las regiones de mayor riqueza medioambiental de Europa

U.D "La Geografía de Castilla y León". Fundación Villalar.